Precioso cuento de amistad verdadera - Lo que merece la pena
17455
post-template-default,single,single-post,postid-17455,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Roro el rugidos precioso cuento de amistad verdadera

Precioso cuento de amistad verdadera

Autor: David Bedford

Ilustrador: Mandy Stanley

 Editorial: Jaguar

 (Mi) Edad ideal: 2-7 años

 Resumen: Preciosa historia de amistad verdadera entre un mamut y un dragón. El mamut Ovillo aterriza por accidente con su globo en la isla donde habita el dragón Roro. Ambos se hacen muy amigos pero llega el momento de la separación y hay que tomar una difícil decisión…

 

Sobre lo que voy a contar…

 Opinión del cuento (visto por los ojos de un niño)

  ¿ Por qué merece la pena?

¿ A qué edad se puede leer?

 Mis trucos para leerlo

 

Opinión del cuento (visto por los ojos de un niño)

Mamá me ha contado este cuento mil veces. Dice que es uno de los mejores cuentos de amistad para niños que ha leído.

A mi me gusta taaaaanto que fué el libro que elegí para llevar al cole en “la semana del cuento”, semana en la que cada papá que le apetezca y pueda viene a nuestra clase a contarnos un cuento.

En mi primera “semana del cuento”, cuando tenía 3 años, elegí RORO EL RUGIDOS.

Roro el rugidos cuento de amistad para niños

Roro es el dragón y vive solo en una isla; bueno, más bien… casi solo. Pues convive con su cosa favorita en el mundo, que es su mantita.

Ovillo es un mamut que un día aterriza por accidente en la isla donde vive Roro. El globo en que viajaba se rompió y…casi se cayó encima de Roro!

Roro el rugidos libro de amistad

Roro y Ovillo se hacen muy amigos y se lo pasan fenomenal juntos, pero llega un momento en que Ovillo echa de menos a su familia, y quiere regresar con ellos. Pero no sabe cómo hacerlo, pues su globo está roto.

Roro no quiere ver triste a Ovillo, pues es su amigo, pero no sabe cómo ayudarle.

El dragón pone en marcha su ingenio y descubre que el agujero del globo tiene juuusto la misma forma que su mantita preferida, ¡qué casualidad!

Pero si Roro le deja su mantita, ¡¡ se quedará sin ella !!  Y Roro no quiere que eso pase, ¡¡ su mantita es su cosa preferida en el mundo !!

Pero por otra parte, si hace ese sacrificio por su amigo, le hará feliz, y podrá volver a ver a su familia.

¿ Qué elegirá Roro ?

Mamá me preguntó que yo qué haría si tuviese que dar mi juguete preferido a un amigo para ayudarle en algo importante para él.

Mi primera respuesta fué que NO se lo regalaría. Mi juguete preferido me encanta y ¡es mío!

Mamá me dijo: “ Ya, lo entiendo. Es difícil. A mí también me costaría mucho”.

Pero luego mamá me hizo el lío…

  • Mamá: Oye, ¿y si tú fueses Ovillo? Imagina que aterrizases en una isla desierta y no nos pudieses ver nunca más a no ser que un amigo te ayudase, regalándote su cosa preferida.En ese caso…¿te gustaría que tu amigo te diese su cosa preferida en el mundo?
  • Guille: Pues claro mamá, ¡qué pregunta! No me gustaría nada no poder estar con mi familia. Si mi amigo no me dejase su mantita para arreglar mi globo y poder veros, entonces no sería mi amigo.
  • Mamá: esa es la verdadera amistad Guille. Cuando estás dispuesto a hacer cosas por tus amigos para ayudarles cuando realmente lo necesitan, aunque alguna de esas cosas suponga algún sacrificio para ti.

Los dibujos son muy bonitos y grandes, y hay poca letra .

Ahora con 5 años se lo podría leer a mi hermano Pablo que tiene 2 y medio. Pero es impaciente y él prefiere que se lo lea mamá, que va más rápido.

Mi hermano Pablo con Roro

Roro el rugidos de los mejores cuentos de amistad para niños

 

¿Por qué merece la pena?

 Es de esos cuentos bien narrados, con una enseñanza preciosa que no es necesario explicar a los niños, pues el cuento habla por sí solo: la generosidad de la amistad verdadera.

  Las ilustraciones son elegantes, sencillas, y con mucho movimiento. Cuando el globo despega, parece que vuela de verdad…pues el cuento de repente ha de ponerse en vertical.

  Es un cuento perfecto para contar, sin ninguna actividad adicional más que disfrutar de la lectura y de la historia.

 De los mejores cuentos de amistad que he leído. Lo volvería a comprar y regalar. 

  Roro el Rugidos es un cuento para educar en valores de una forma sutil, no moralizante. Pues una buena historia se entiende por sí sola y se queda grabada en el recuerdo.

 

¿A qué edad se puede leer ?

Es un cuento perfecto desde unos 3 años, edad en que ya empiezan a entender las historias y a mantener la atención.

Para niños que están empezando a leer también es una gran opción, pues hay poca letra (de imprenta) , mucho dibujo, y una gran historia detrás.

Mis trucos para leerlo

Lo leemos, sin más. No hace falta mucho teatro para mantener la atención con esta historia.

 Cada vez que lo leemos (ya van unas cuantas), nos fijamos más en pequeños detalles de las ilustraciones: buscar las hormigas escondidas, imaginar cómo ha podido construir Roro los coches de madera en la isla, pensar en qué contenta se pondrá la familia de Ovillo al verle de nuevo…y soñar la “parte II”, cuando Ovillo vuelve a visitar a Roro a la isla.

Otra cosa que se me está ocurriendo ahora según escribo, es imaginar que somos Roro y estamos en una isla desierta. Qué cosas haríamos para jugar y entretenernos sin móviles, ni consolas, ni teles..incluso sin libros!

Si os ha gustado Roro el Rugidos, hay otro cuento sobre la amistad muy similar y en esta línea, también precioso: TU ALIEN. 

En resumen, RORO EL RUGIDOS es un cuento imprescindible que habla sobre la amistad verdadera, la que es generosa. La que se alegra con los éxitos de los amigos y siente sus penas como propias.

Un cuento que siempre mantendré en mis estanterías aunque mis hijos vayan creciendo, pues es de los que merece la pena conservar.

¿Os ha gustado Roro?

No Comments

Post A Comment