Los mejores cuentos para leer antes de dormir - Lo que merece la pena
17496
post-template-default,single,single-post,postid-17496,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Los mejores cuentos para leer antes de dormir

 

Autor: VV.AA

Ilustrador: VV.AA

 Editorial: Everest

 (Mi) Edad ideal: 2-8 años

 Resumen: dos álbumes ilustrados de tamaño grande , con dibujos y letras grandes. Cada uno de ellos con distintos y originales cuentos con la duración perfecta para leer antes de dormir. Todos con bonita moraleja y protagonizados por animales. Hay algunas adivinanzas y canciones.

 

 

Sobre lo que voy a contar…

 

 

 Opinión del cuento (visto por los ojos de un niño)

  ¿ Por qué merece la pena?

¿ A qué edad se puede leer?

 Mis trucos para leerlo

 

Opinión del cuento (visto por los ojos de un niño)

 

Aún recuerdo cuando todavía no había nacido Pablo y yo dormía en mi cuarto solito, en una cama “normal” y no alto como ahora, en mi litera.

No teníamos “la cuentoneta” (las colchonetas para leer que nos han puesto papá y mamá), pero sí una silla al lado de mi cama donde mis padres se sentaban un ratito por las noches para leerme un cuento antes de dormir.

 

¡ Super cuentos para leer antes de domir !

cuentos para leer antes de dormir

 

Estos cuentos son de los primeros que me empezaron a leer mis padres hasta que me dormía. Tenía 2 años y medio. Todos cuentos de animales.

Me encantaban, me los sabía de memoria e incluso hoy me acuerdo de lo que pasaba cuando la historia se repite y se los cuentan a mi hermano Pablo.

¡Creo que leímos cada tomo mínimo 5 veces !

Son cuentos de tamaño y peso considerables , con unos dibujos grandísimos que me encantan. También tiene letra porque las historias no son demasiado cortitas ni son para bebés. Tienen la duración justa para leer antes de dormir y que no me parezca corto (aunque muchas veces pedía dos cuentos, por si colaba…).

Son cuentos originales, distintos de “caperucita roja” o  “los tres cerditos”, que aunque me gustan mucho, ya me los sé de memoria.

Hay algunos que son con rima aunque la mayoría no la tiene. Y en todos ellos se aprende algo, eso dice mamá.

Lo que se debe aprender no se lee, no está escrito en el cuento. Es algo que se supone se te tiene que ocurrir después de leer el cuento. Mamá lo llama “moraleja”.

Así que cuando se termina el cuento, mamá me mete una mini-chapa de esa moraleja y yo le digo que sí con la cabeza muy educado, pero a veces no entiendo nada.

Por ejemplo, en el cuento del miedoso pez Pigacín va y me suelta al final…

¿Ves Guille? Hasta la ballena azul que es el animal más grande del mundo tiene algún miedo. Miedo a los hombres, a que venga un barco y la pesque.

Tener miedo alguna vez es un sentimiento muy normal y nos pasa a todos, pero lo importante es que ese miedo no sea más fuerte que tú y te gane la batalla. Porque entonces no te dejará hacer cosas nuevas ni disfrutar de la vida. Hay que intentar superar los miedos, aunque no es fácil.

Yo no entiendo nada pero mamá dice: “ahí queda”.

Hay muchos cuentos chulos, pero el que más me gusta es el del elefante bastante despampanante, que se cae y no es capaz de levantarse solito. Todos los animales de la selva acuden a ayudarle e intentan levantarle, pero todos terminan diciendo lo mismo (mamá pone una voz grave y lenta de elefante grandote y gordote):

 

Eres un elefante bastante despampanante…para poder levantarte necesito…¡otro ayudante!

 

El último animal en acudir a auxiliar el elefante es una hormiga. Todos los demás animales se ríern de ella pues es muy pequeña y si ellos. muucho más grandes, no han conseguido levantar al elefante, ¿ qué pinta esa cosa minúscula allí a querer ayudar?

Pero resulta que con la ayuda final de la hormiga, ¡consiguen levantar al elefante! Porque no hay que subestimar a nadie, “hasta la cosa más pequeña, puede marcar la diferencia”.

 

 

¿Por qué merece la pena?

 

  Dos álbums ilustrados (2 tomos) bien encuadernados, ilustrados y escritos.

  Cuentos con la duración perfecta para antes de dormir, y todos con bonita moraleja, ideales para educar en valores al mismo tiempo que entretienen.

  Algunos de los cuentos tienen partes en verso que se repiten, ideal para que el niño interactúe cuando llegan esos fragmentos y repita lo que se dice en ellos. Fomentan la memoria y les encanta participar en la narración de la historia.

  Cuentos distintos y originales, perfectos para pasar un buen rato en familia antes de dormir.

¿A qué edad se puede leer ?

 

Es un cuento perfecto desde unos 2 años, aunque aún no entiendan bien todas las historias, algunas sí (al contarlas se pueden adaptar para no hacerlas tan largas a los más pequeños). Y los dibujos les encantan.

Para niños que están empezando a leer también es ideal, pues la letra es grande (de imprenta) y con mucho dibujo. Quizá un poco largos para que los lean solos de un tirón, pero unas 2 páginas está fenomenal.

 

Mis trucos para leerlo

 

Como siempre, poner voces chulas  y atrayentes, sobre todo voces graciosas.

En los cuentos en que se repiten fragmentos (“El elefante despampanante”, “Luna lunita” etc), hacer que repitan las rimas, que se las vayan aprendiendo y a la vez participen en la narración.

Leer un cuento cada noche, si quieren más dejarles con las ganas …;-) …Y si quieren menos, marcar la esquinita del cuento y dejarlo para otro día. Que la lectura sea un premio y no una obligación.

 

En resumen, cuentos que descubrí por casualidad de oferta en una librería y que han resultado ser todo un clásico en casa.

Más opiniones de otras personas…CUENTOS PARA ANTES DE DORMIR (de animales)

 

¿Alguna recomendación de lecturas para leer en familia antes de dormir?

No Comments

Post A Comment